E-Factura. Un paso adelante.

 En la actualidad, es  innegagle que el desarrollo de las nuevas tecnologías, esta suponiendo una revolución en nuestras formas de trabajar. Sea cual sea nuestra actividad económica, o sector al que pertenezcamos, hemos ido relevando las antiguas máquinas de escribir, cambiando el soniquete del golpeteo de las letras contra el carro, y la campanilla que nos avisaba del final del renglón, por el murmullo plástico del teclado del ordenar y su beep electrónico. Pasamos de hacer albaranes y facturas a mano, a gestionarlos con nuestro ordenador,  pero  hasta la  ahora, siempre nos hemos visto obligados a almacenar y guardar físicamente nuestras facturas emitidas, a doblar ensobrar, timbrar y enviar Pero hoy en día, y con la ayuda del Certificado Digital, emitido por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, podemos firmar digitalmente nuestros documentos, para ser almacenados en soportes electrónicos y enviados por e-mail. Todo ello conlleva un considerable ahorro de costes para nuestras empresas, ya que no sólo se trata de ahorrar papel, tinta, sobres sellos, tiempo, etc… Sino que se trata además de darles validez fiscal.

 Es por todo lo anterior que Ofimática, ofrece en sus aplicaciones  la posibilidad de emitir facturas electrónicas, sin mermar el funcionamiento habitual de la aplicación.  Una Factura Electrónica es una factura en soporte electrónico firmada digitalmente con validez fiscal y legal. Antes de la entrada en vigor de la Factura Electrónica, las empresas se ve enviar y almacenar las facturas en formato papel por motivos legales. Por el contrario las Facturas Electrónicas se almacenan en soporte digital. Deberán estar firmadas digitálmente con un certificado digital expedido por la Fabrica Nacional de Moneda y Timbre. Esta firma la incorpora a nuestra facturación una empresa independiente, que nos ofrezca este servicio. Nuestra aplicación prepara los ficheros necesarios a partir de nuestra facturación para que sean firmados digitálmente y enviados por mail a nuestros clientes.  Con esto conseguimos un importante ahorro en los costes de facturación ya que eliminados los gastos de envío: Gastos de imprenta, sobres, correo posta… También conseguimos ahorrar espacio y tiempo en almacenar, guardar y custodiar las facturas emitidas, ya que podremos hacerlo de forma electrónica. Y por supuesto ahorrar papel, cosa que nuestro medioambiente agradecerá.
 
 Ya que son muchas las ventajas de la integración de la facturación  electrónica en cualquier empresa, os animo desde este blog a que implantéis el sistema de facturación electrónica, y a que nos hagáis llegar todas las cuestiones que tengáis al respecto.
Jose Mª Iglesias.

josem@ofi.es

Deja un comentario »»